Ortesis de Abducción y Flexión de cadera Tübingen

Maduración correcta de las caderas de su bebé

La posición de la cadera es como en el vientre materno

Si a su bebé se le diagnostica la denominada displasia de cadera, o retardo en el desarrollo de la zona del acetábulo, su médico le hablará acerca de los métodos de tratamiento adecuados y la duración de la terapia.

La órtesis de abducción y flexión de cadera Tübingen según el profesor Bernau proporciona las mejores condiciones posibles para garantizar que la cadera de su bebé madure completamente y sin ningún problema. La posición de cadera que más favorece el desarrollo es conocida como la "posición en cuclillas sentada". Es la misma posición que el niño adopta en el vientre materno antes del parto. La férula flexiona la articulación de cadera del niño en un ángulo de más de 90 grados y extiende las piernas ligeramente. Puede que esto parezca algo inusual al principio, pero se trata solo de una extensión de la fase de pre-parto. Esto permite que las caderas de su bebé maduren en las mismas condiciones favorables que tendrían en el vientre materno.

Arnés de hombro acolchada

El arnés del hombro es cómodo con el acolchado y fácil de colocar con el uso de los velcros para el cierre.

Soporte para los muslos con barra separadora

La cadera del niño se coloca en la posición de rana, se utiliza la barra de espaciadora y la combinación del armazón del muslo con el arnés de hombro. Esto permite que la articulación de la cadera madure.

Cordones con cuentas circulares

Las cadenas de bolas están codificados por color. Esto es para la orientación de modo que usted puede encontrar fácilmente la configuración de nuevo, una vez que se han establecido.

Zonas de ajuste y cierre.

La órtesis es fácil de poner y quitar. Los cierres rojos no están se ajustan por usted, sino exclusivamente por su médico o el técnico ortopédico autorizado.



Resumen de sus ventajas

Libertad de movimiento para su hijo

Naturalmente, usted desea que su hijo sea capaz de moverse y patear con normalidad. Su hijo debe aprender a conocer su cuerpo y descubrir el mundo con curiosidad. La órtesis de abducción y flexión de cadera Tübingen no limita la libertad de movimiento de su hijo. Su desarrollo motor general, por ejemplo, cuando aprende a girar su cuerpo, no sufre retraso en comparación con otros niños

Postura natural del cuerpo

La naturaleza es la mejor guía para el tratamiento de la displasia de cadera. La posición en cuclillas sentada con las piernas dobladas, que es la que su bebé adopta con la órtesis de abducción y flexión Tübingen, es una postura corporal natural que su bebé también adopta en el vientre materno. En esta posición, la cadera de su bebé puede así madurar en las mismas condiciones favorables que tendría en el vientre materno.

Uso sencillo

Su médico adapta la órtesis de abducción y flexión de cadera Tübingen y le explica exactamente como usar la órtesis. En un periodo muy corto de tiempo, usted estará perfectamente preparado para poner y quitar la férula, ya que solo tiene que utilizar el cierre de velcro y los cierres blancos.

Acondicionamiento rápido

Muchos padres temen que su hijo no se sienta cómodo con la órtesis. No obstante, usted podrá ver lo rápido que su bebé se acostumbra a ella. Su hijo ni tan solo se percatará de ella después de un breve período de familiarización. Las almohadillas suaves y el material de velcro lanoso también permiten una mayor comodidad. Si su bebé no se adapta a la órtesis en un período largo, no dude en consultar con su médico.

Tratamiento seguro

La órtesis de abducción y flexión de cadera Tübingen se viene utilizando desde hace 25 años. En Alemania, los médicos utilizan esta órtesis con mayor frecuencia por el momento, con una eficacia muy alta y probada. Más de 250.000 niños han sido tratados satisfactoriamente con ella hasta la fecha.

Adecuada para uso diario

Para dormir, para dar un paseo en coche en la Maxi Cosi o asiento infantil, para estando tumbado en el asiento de bebé o para nadar en la piscina mientras usted le atiende: su bebé puede llevar la órtesis sin problemas para todas estas actividades. Está diseñada de modo que no necesita retirarse.

Cuadro clínico y tratamiento

Diagnóstico de la displasia de cadera

La displasia congénita de la cadera se refiere al desarrollo retardado de la zona del acetábulo. El desarrollo óseo de la cavidad articular de la cadera es incompleta o la cavidad es demasiado superficial, lo que significa que el apoyo para la cabeza de la articulación del fémur es insuficiente. Si la cadera no madura completamente pueden producirse daños permanentes.

La displasia de cadera puede estar causada por un espacio insuficiente en el vientre materno, una escasez de líquido amniótico o una posición de nalgas.

Una vez diagnosticada, rige el siguiente principio: cuanto antes empiece la terapia mejor. Esto es porque el desarrollo anatómico óptimo de la articulación de la cadera puede influirse más fácilmente en las primeras semanas de vida. Las exploraciones regulares de las articulaciones de cadera, por tanto, son obligatorias en Alemania para las consultas de rutina U1 a U10. El desarrollo de la cadera puede ser claramente definido y evaluado por medio de ultrasonidos.

La displasia congénita de cadera ocurre en todo el mundo. Se cree que entre el 4 y el 5 por ciento de los recién nacidos en Alemania están afectados. Esto significa que nacen cada año alrededor de 25.000 a 30.000 niños con displasia de cadera. Las niñas se ven afectadas de 5 a 7 veces más frecuentemente que los niños.

El tratamiento

Para determinar el estado del desarrollo o la madurez de las caderas se realiza una exploración por ultrasonidos de las caderas (también llamado sonografía). Los médicos en Alemania usan la órtesis de abducción y flexión de cadera Tübingen para el tratamiento de la displasia de cadera con bastante más frecuencia que otros. El tratamiento ya ha demostrado su eficacia en la práctica y en terapia durante más de 25 años.

Con la órtesis de abducción y flexión de cadera Tübingen, las caderas de su bebé se flexionan a más de 90° mientras las piernas son extendidas (abducidas) de 30 a 45°. La duración y curso del tratamiento serán determinados por su médico. Dependiendo de la edad y el nivel de maduración, la órtesis se llevará de 12 a 16 semanas. Para controlar y asegurar que el desarrollo de la cadera es positivo se realizarán exploraciones periódicas con ultrasonidos (cada 3 a 4 semanas). Esto permite a su médico determinar si la órtesis debe reajustarse y cuándo debe hacerse. Una vez que la cadera de su hijo ha alcanzado valores normales, la duración diaria del uso se reducirá, normalmente después de 6 a 8 semanas. En ese momento, su bebé solo tendrá que llevar la órtesis por la noche durante un período de 12 horas.

Se tomará una placa de rayos X en una exploración final y se tendrá que realizar una exploración comparativa en todos los casos un año después.

Indicación

Displasia de cadera en bebés de hasta 12 meses sin inestabilidad: tipos de cadera IIa, IIb y IIc estables según Graf

Descarga

Preguntas frecuentes


Accesorios

Sistemas relacionados